El cultivo de embriones

El cultivo de embriones debe hacerse en unas condiciones de máxima esterilidad y seguridad. Se trata de un proceso muy delicado, ya que los embriones son muy sensibles a cualquier cambio ambiental, desde la temperatura hasta el oxígeno y los metabolitos presentes en el medio de cultivo.

¿Cómo es el cultivo de embriones?

El cultivo de embriones se realiza en incubadores cuyo objetivo es simular al máximo posible el interior de la trompa de Falopio, manteniendo las condiciones ambientales y los nutrientes necesarios para que se desarrollen adecuadamente.

Controles diarios de los embriones

Sin embargo, el proceso de cultivo de embriones implica controles diarios por parte de los embriólogos, que deben extraer los embriones del incubador para valorar su desarrollo con el microscopio.

Esto permite seleccionar los embriones de mejor calidad, y por tanto mejor potencial para implantar en el útero materno.  Este control se realiza una vez al día durante los 2-5 días de cultivo embrionario, y eso implica someter al embrión a cambios ambientales que pueden comprometer su desarrollo.

El Embryoscope

Afortunadamente, el vertiginoso avance de la tecnología en reproducción asistida permite contar en la actualidad con nuevas incubadoras, como el Embryoscope, capaces de mantener estables las condiciones de cultivo de embriones y proteger los embriones de cualquier elemento externo que pueda alterar su desarrollo.

¿Cómo funciona?

El Embryoscope es un sistema de incubación ‘time lapse’, con una cámara que permite captar imágenes de los embriones cada 10 minutos, sin tener que sacar a los embriones del incubador durante todo el cultivo embrionario.

Ventajas del Embryoscope

  • Mantener la estanqueidad y las condiciones de cultivo de embriones.
  • El Embryoscope puede obtener información de los embriones varias a veces al día y en distintas fases de su desarrollo, mientras que en el caso de las incubadoras convencionales el profesional sólo valora el desarrollo embrionario una vez al día.
  • Mantiene estables las condiciones de cultivo, lo que se puede traducir en que los embriones tienen mejores posibilidades de seguir dividiéndose.
  • Ofrece mucha más información de todo el desarrollo embrionario, con lo que se puede seleccionar mejor el/los embrión/es para transferir al útero. De esta manera se aumentan las probabilidades de éxito del tratamiento de reproducción asistida.

¿Cómo preservar la fertilidad? Congelación de óvulos y semen

En qué consiste la congelación de tejido ovárico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.