Reproducción asistida en mujeres de edad avanzada

Reproducción asistida en mujeres de edad avanzada

La donación de ovocitos es la mejor opción para la reproducción asistida de las mujeres de edad avanzada para lograr el embarazo mediante dichas técnicas de reproducción.

La edad es un factor determinante en relación al grado de fertilidad de la mujer, pues en la medida que ésta aumenta las posibilidades de lograr un embarazo natural disminuyen y los riesgos y complicaciones asociados al mismo se incrementan. Si a los 24 años las posibilidades de quedarse embarazada son de un 95%, a los 35 se reducen al 66% y a los 40 al 44% y más aún cuanto más cerca se esté de la menopausia.

La disminución de ovocitos

Esta misma situación se da en relación a la reproducción asistida, dado que el descenso del grado de fertilidad está relacionado, no sólo con la disminución y gradual agotamiento del número de ovocitos disponibles en los ovarios, sino con el propio proceso de envejecimiento, que se traduce en un descenso de la secreción hormonal procedente del cerebro y los ovarios y en cambios fisiológicos en el útero.

Es por ello que las tasas de éxito de las técnicas de reproducción asistida también disminuyen de forma proporcional al aumento de edad.

Y también es la razón de que en los estudios previos que se realizan los especialistas en reproducción asistida a la mujer en las clínicas se incluya la evaluación de la reserva ovárica de ovocitos como medio de establecer su grado de fertilidad, ya que la edad a la que se produce la menopausia puede oscilar entre los 45 y los 55 años.

Inseminación artificial

En las mujeres con edades superiores a los 40 años la tasa de éxitos de la inseminación artificial tras el tratamiento de estimulación ovárica se reduce de forma muy significativa, pasando del 17% en mujeres de 35-39 años, al 9,6% en las de 40 y al 2,4% a los 42.

Ésta es una de las razones por las que en las mujeres de edad avanzada los intentos de inseminación artificial se limitan a dos antes de los 40, mientras que después se les recomienda recurrir a la técnica de fecundación in vitro o de inyección intracitoplasmática (ICSI).

FIV-ICSI

En las mujeres con más de 40 años ambas técnicas (FIV-ICSI) tienen un porcentaje de embarazos del 23%, con una tasa de hijos nacidos vivos del 16 %. Sin embargo, este porcentaje es incluso menor del 1% en las mujeres de 44 años. Hay que tener en cuenta que, además de reducirse el grado de fertilidad, también aumenta el riesgo de complicaciones en el embarazo.

Donación de ovocitos

La utilización de ovocitos procedentes de donantes jóvenes es una de las mejores opciones en mujeres de edad avanzada, así como en casos de fallo ovárico o en las que el uso de otras técnicas de reproducción asistida no ha resultado positivo.

La principal ventaja es que las tasas de éxito no varía significativamente al aumentar la edad de la mujer que se somete a esta técnica, dado la probabilidad de implantación del embrión en el útero se relaciona con la edad de la mujer que generado el ovocito utilizado. Además, el riesgo de complicaciones durante el embarazo es el mismo que con el FIV-ICSI.

¿Cuándo se necesitan óvulos donados de una mujer joven?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.