¿Cómo elegir tu clínica de fertilidad?

 Elegir una clínica de fertilidad

A la hora de elegir un centro de reproducción asistida debemos tener en cuenta una serie de factores: el primero, que cuente con un equipo de profesionales formado y con experiencia en Reproducción, avalado por sus resultados.

Necesitamos sentirnos a gusto en todo el proceso, debe haber conexión entre el especialista y la pareja y buena relación entre el equipo, puesto que se trata de un procedimiento largo en el que puede decaer el ánimo en algún momento y debemos estar preparados para ello, sentir que nos apoyan y que intentan resolver los problemas que se van planteando.

Como en todo, hay que empezar por el principio, porque el estudio previo nos va a ayudar a elegir la técnica de reproducción más adecuada para cada caso. Debes conocer por tanto que el centro cuenta con los avances tecnológicos necesarios tanto para el adecuado diagnóstico y manejo de cada caso en particular.

Es recomendable conocer la tasa de éxito que tiene la clínica a la que hemos acudido. La SEF publica en su sitio web un registro de centros que existen en el país y los resultados que estos han alcanzado. En el momento de evaluar las tasas de éxito, ten en cuenta que muchas ocasiones a las clínicas de mejor reputación acuden los casos más difíciles y estos afectan el porcentaje de éxito.

¿A quién afecta la infertilidad?

Según la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), la infertilidad afecta al 15% de la población reproductiva de los países occidentales, es decir, a una de cada 6 parejas y experimenta una evolución creciente.

El aumento de la demanda de los servicios asistenciales en relación a este problema ha hecho que tengamos disponibles cada vez más centros altamente especializados y eficaces. Como se puede suponer, estos tratamientos tienen un coste importante, por lo que es comprensible que la pareja se preocupe por elegir la mejor opción.

El laboratorio de la clínica de fertilidad

Otro factor fundamental es el laboratorio de reproducción asistida. Es la clave del éxito. Contar con la última tecnología, con los mejores incubadores, con los últimos medios de cultivo… Todo esto es esencial para lograr el éxito.

El laboratorio de reproducción asistida es un lugar único donde hasta el último detalle debe estar controlado. Localización, temperatura, humedad, controles microbiológicos, calidad del aire, presencia de compuestos orgánicos volátiles, etc… son alguno de los parámetros que deben mantenerse de forma estable dentro de unos límites perfectamente definidos  para que los embriones puedan desarrollarse correctamente.

Los laboratorios de reproducción asistida siguen unas normas de calidad y tienen que estar reconocidos por auditorías externas que evalúen el trabajo y resultados del equipo.

La privacidad es clave

Aunque no tenga nada que ver con los aspectos científicos y médicos, los centros que mantienen la privacidad de sus pacientes generan más confianza. Decir que nos sometemos a una fecundación in vitro es un asunto privado y seremos nosotros quienes decidamos si queremos compartirlo o no con los demás.

Tener un espacio especializado que cuide la privacidad también es importante. Que existan instalaciones de calidad, con buena apariencia y contar con una marca de prestigio que nos dé confianza también son factores a tener en cuenta.

La cercanía

Tras el tratamiento dejaremos de ser dos y pasaremos a ser tres, por ello es importante que el equipo que nos atiende sea cercano, esté disponible para responder a todas nuestras dudas y pueda ayudarnos en todos los procesos, incluso en los que van a llegar después. Sentirnos el centro de todo el proceso genera un clima de confianza y de seguridad.

La información debe ser clara

La información es la clave. Por eso, debemos barajar varias opciones antes de tomar una decisión, que puede decantarse por una u otra clínica en función de muchos aspectos entre los que están el equipo de profesionales, las instalaciones, la tecnología, la disponibilidad, cómo se lleva a cabo el proceso, la cercanía del trato y el respaldo de la experiencia acumulada durante los años. Además, si algún conocido ha pasado por ella, nos puede dar información de primera mano que será de mucha utilidad para tomar la decisión.

No es fácil tomar la decisión, pero con el apoyo de los profesionales es más fácil llegar al mejor centro que nos ayude a llegar al embarazo.

¿Qué es la Fecundación in vitro suave o mini FIV?

Llevamos varios ciclos de reproducción asistida, ¿cómo afrontarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.