¿Cómo afecta el estrés y la ansiedad en el proceso de reproducción asistida?

Cómo afecta el estrés y la ansiedad en el proceso de reproducción asistida

El estrés es un factor muy presente tanto en lo que se refiere a los motivos de infertilidad como al proceso de reproducción asistida.

Hay que tener en cuenta que en el caso de la mujer puede causar incluso la falta de ovulación, mientras que en el hombre puede inducir una merma significativa del número y calidad de los espermatozoides. Y cuanto más tiempo se lleve intentando sin éxito tener un hijo, el estrés aumenta.

Ansiedad durante el tratamiento de reproducción asistida

Por otra parte, las mujeres que después de intentarlo durante un año con una vida sexual activa, finalmente se someten a un procedimiento de reproducción asistida, sufren un factor añadido de estrés y ansiedad que puede afectar negativamente al proceso y aumentar aún más si la primera vez éste fracasa.

La importancia del apoyo psicológico

Se estima que en torno al 30% de las parejas que acuden a las clínicas de reproducción asistida requieren, por ésta y por otras causas, apoyo psicológico.

Los momentos clave son los que más estrés y estados de ansiedad generan en la mujer: la punción ovárica, la transferencia de embriones y las dos semanas que han de pasar antes de saber si el embrión se ha implantado correctamente y se ha producido el embarazo.

Se han dado casos de parejas que tras renunciar a continuar con las técnicas de reproducción asistida tras sucesivos fracasos de las mismas han logrado el embarazo por medios naturales.

Terapia en pareja

La terapia aplicada en estos casos dependerá de la causa del estrés. De hecho, en muchas clínicas se recomienda una consulta con el psicólogo antes de iniciar el tratamiento.

Llegado el caso de considerarse necesario que la pareja siga una terapia adecuada, que puede ser individual o de grupo, lo importante es que con estas sesiones, los dos miembros de la pareja:

  • Aprendan a expresar sus emociones.
  • Puedan contar con la información necesaria y adecuada para tomar las pertinentes decisiones sobre el tratamiento de reproducción asistida.
  • Tengan a su disposición herramientas de trabajo útiles que les permitan afrontarlo con tranquilidad.

En ocasiones, la terapia de pareja puede ser suficiente para lograr el embarazo, ya que refuerza su relación, favorece unas mejores relaciones sexuales y reduce el estrés. En todo caso, el apoyo psicológico permite el asilamiento emocional mientras duran las pruebas preliminares y el mismo tratamiento; incluso cuando el embarazo se produce. Además, el contacto con otras parejas en su misma situación puede ser un factor importante de la terapia.

Causas de abandono del tratamiento

Reproducción asistida: Posibles complicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.