Madres solteras por elección y reproducción asistida

Mujeres solteras y reproducción asistida

En España, la Ley de Reproducción Asistida reconoce desde 1988 el derecho de la mujer a crear su propia familia de forma libre y responsable.

Pero no es hasta 2006 cuando este derecho se concreta de forma más específica estableciendo la posibilidad de que pueda recurrir a las técnicas de reproducción asistida disponibles con independencia de su estado civil y su orientación sexual.

Ser madre soltera por elección

En la actualidad la letra de la Ley se mantiene, pero la última reforma excluye a las mujeres solteras de las prestaciones en materia de reproducción asistida del Sistema Público de Salud. Consecuentemente, aquellas mujeres solteras, sean heterosexuales o lesbianas, que deseen tener un hijo por esta vía deberán acudir necesariamente a la sanidad privada.

Aquellas mujeres solteras, sean heterosexuales o lesbianas, que deseen tener un hijo por esta vía, deberán acudir necesariamente a la sanidad privada

Reproducción asistida sin pareja

En la actualidad, aproximadamente unas 1.500 mujeres sin pareja masculina recurren en España a las técnicas de reproducción asistida para afrontar la maternidad en solitario y formar  así una familia monoparental o biparental, en el caso de parejas lesbianas. Y la mayoría de ellas son mujeres con un poder adquisitivo medio-alto, un elevado nivel cultural y una edad cada vez más avanzada.

Técnicas de reproducción asistida

El hecho de que una mujer desee tener un hijo sin contar con una pareja masculina, implica necesariamente recurrir a los bancos de semen.

Asimismo, la infertilidad no supone una condición necesaria para acudir a una clínica de reproducción asistida, por lo que inicialmente la inseminación artificial con espermatozoides de donante es la técnica más indicada.

No obstante, si la mujer presenta algún grado de infertilidad o la inseminación artificial no resulta efectiva, se recurrirá a la fecundación in vitro (FIV) o la inyección intracitoplasmática (ICSI), siguiendo los protocolos habituales, aunque contando siempre con la donación de semen.

Finalmente, las mujeres sin pareja o las parejas lesbianas podrán contar con la donación de óvulos en caso de esterilidad absoluta e incluso recurrir a la transferencia de preembriones donados por otras parejas.

En términos generales, las posibilidades de éxito de las técnicas de reproducción asistida en el caso de mujeres solteras oscila entre el 20% de la inseminación artificial y el 70% cuando se recurre a la doble donación de semen y óvulos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que las mujeres solteras que deciden formar una familia monoparental, suelen tomar esta decisión cada vez a una edad más avanzada, por lo que las posibilidades de lograr el embarazo se ven reducidas de forma significativa.

Reproducción asistida y la fecundación del óvulo

¿Cómo afecta la obesidad a la reproducción asistida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.