El cultivo a blastocito o cultivo largo de embriones

Cultivo largo de los embriones

El cultivo largo de embriones o blastocisto, es una técnica que consiste en el cultivo de los embriones durante un periodo de tiempo de 5-6 días, hasta el estadio de blastocisto.

Se denomina blastocisto al embrión tras 5-6 días de desarrollo, en el cual se ha comenzado a producir un proceso de diferenciación celular: en él se aprecia una masa celular interna, que dará lugar al feto, y una capa celular externa que originará la placenta.

A lo largo de su desarrollo, los requerimientos embrionarios cambiarán, por lo que se prepararán en el laboratorio los medios idóneos para su cultivo en función de la fase en la que se encuentren.

Al tratarse de un cultivo mucho más largo, obtendremos mucha más información de los embriones, seguiremos su evolución durante un periodo de tiempo más prologado, y seremos capaces de seleccionar de esta forma los mejores.

Embryoscope

Es recomendable en estos casos la utilización de sistemas time-lapse, como el embryoscope, que nos permitirá analizar en cada momento la evolución embrionaria, evitando sacar los embriones del incubador y manteniendo las condiciones de cultivo mucho más es.

Es frecuente que, durante todo este  periodo de incubación, se produzca el bloqueo de muchos de ellos, que no serán capaces de llegar a blastocisto. De esta forma existe una selección de forma natural, pudiendo transferir los embriones más aptos y con un mayor potencial de embarazo.

Transferencia Intrauterina

Además, in vivo el embrión implanta en el útero en estadio de blastocisto. Por lo tanto, es el estado ideal para la realización de la transferencia intrauterina, existiendo una sincronización perfecta.

Al poder seleccionar embriones con alto potencial de implantación, podremos realizar transferencias de un número menor de embriones, disminuyendo el riesgo de embarazo múltiple.

Esta técnica sería un recurso para la disminución de casos de embarazo múltiple, siguiendo una tendencia hacia la transferencia de un único embrión.

Para poder llevar a cabo esta técnica se requiere la obtención de un número mínimo de embriones, pudiendo adelantarse la transferencia en caso de que exista una selección previa o los embriones no sean de buena calidad.

La paciente debe ser informada en todo momento de la evolución de sus embriones, debiendo estar preparada para que la transferencia sea en el momento idóneo.

Se recomienda llevar a cabo el cultivo largo cuando:

  • Se han realizado varias transferencias de embriones de buena calidad y no se ha conseguido gestación.
  • Se quiere transferir un único embrión.
  • Se realiza DGP, dado que habrá que mantener los embriones en cultivo hasta la obtención de los resultados.

¿En qué consiste el Embryoscope?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.