Diferencias entre FIV y Mini FIV

Estimulación ovárica suave para lograr el embarazo

En nuestro país, el 15 % de las parejas que intentan embarazo no lo consiguen de manera espontánea. Afortunadamente, las técnicas de reproducción asistida, entre las que se encuentra la estimulación ovárica o fecundación in vitro suave (mini-FIV), permiten que muchas parejas alcancen su deseo.

Qué es la mini-FIV

La estimulación ovárica suave o mini-FIV consiste en una variante de la técnica de fecundación in vitro convencional en la cual se administra una menor cantidad de tratamiento hormonal y durante menos tiempo para obtener los óvulos que posteriormente serán fecundados. Por lo tanto, lo único que diferencia a la mini-FIV de la FIV que se realiza habitualmente es la intensidad de la estimulación ovárica.

Diferencias FIV y mini- FIV

La mini-FIV solo está indicada en mujeres menores de 35 años que tienen una buena reserva ovárica, que han sufrido o tienen un riesgo elevado de síndrome de hiperestimulación ovárica, o que presentan problemas funcionales en las trompas de Falopio pero no trastornos ováricos. Asimismo, es una buena opción para las mujeres sin pareja con buena reserva ovárica que no tienen trastornos ginecológicos y para las personas que prefieren que no se vitrifiquen los embriones sobrantes de una FIV convencional por motivos éticos o morales.

Y es que una de las principales diferencias entre la mini-FIV y la FIV convencional es que con la primera se obtienen entre 2 y 5 óvulos susceptibles de ser fecundados en el laboratorio, mientras que con la segunda se pueden obtener más de 10, permitiendo que aquellos embriones de buena calidad que no vayan a ser transferidos en el útero se vitrifiquen para su uso en posteriores tratamientos (si con la primera transferencia de embriones no se consigue el embarazo o para futuros hijos).

Aunque la cantidad de óvulos que se obtienen con la mini-FIV es menor, los estudios sugieren una probabilidad de embarazo similar a la conseguida con la FIV convencional, ya que se consiguen también embriones de buena calidad. No obstante, también es cierto que al obtener menos óvulos para ser fecundados, las probabilidades de embarazo en un ciclo disminuyen porque sólo hay una oportunidad para conseguirlo.

Alternativa para conseguir un embarazo

En todo caso, al pensar en la mini-FIV como alternativa para conseguir un embarazo es fundamental ponerse en manos de un centro especializado en reproducción asistida que cuente con equipos multidisciplinares que analicen nuestro caso en particular, nos recomienden la técnica que mayor éxito nos puede garantizar y nos acompañen a lo largo de todo el proceso, cubriendo no solo las necesidades médicas sino también las psicológicas y emocionales.

¿En qué consiste el tratamiento de FIV con ICSI?

Número de embriones en la transferencia embrionaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.