¿Pueden quedarse embarazadas a la vez una pareja de lesbianas?

Muchas mujeres que quiere formar una familia con su pareja se preguntan si  pueden quedarse embarazadas a la vez una pareja de lesbianas. El método ROPA es uno de los más eficaces para conseguir la maternidad en las parejas de lesbianas.

Este método permite que ambas mujeres puedan compartir la experiencia y, lo que es más importante, sean madres biológicas, ya que una aporta los óvulos que serán fecundados y la otra es la que lleva adelante la gestación.

Embarazadas a la vez una pareja de lesbianas

El método ROPA permite que ambas mujeres puedan someterse a la vez al tratamiento de reproducción asistida y conseguir un embarazo simultáneo. En este caso las dos mujeres se someten a una estimulación ovárica para la extracción de óvulos que posteriormente serán fecundados en el laboratorio mediante una microinyección espermática.

En ambos casos la fecundación se realiza con espermatozoides de un mismo donante procedentes de un Banco de Semen.

Tras un periodo de cultivo los embriones se transfieren al útero de cada una de las mujeres para que se inicie la gestación.

También cabe la posibilidad de que los embriones de una mujer se transfieran a la otra y viceversa, lo que se denominaría método ROPA cruzado, de manera que cada una gestará el embrión fecundado de su compañera.

Asesorarse antes de dar el paso

Antes de optar por una gestación simultánea es muy importante asesorarse en un centro especializado en reproducción asistida y con amplia experiencia en el método ROPA, ya que hay que sopesar algunos aspectos importantes para lograr  quedarse embarazadas a la vez una pareja de lesbianas:

  • Un embarazo simultáneo supone que ambos miembros de la pareja estarán sometidos al estrés que implica no solo el tratamiento hormonal, análisis y visitas médicas, sino también el asociado al deseo de conseguir el embarazo a la vez.
  • Lo habitual es que sean necesarios varios tratamientos antes de conseguir los embarazos y es posible que una de las mujeres lo consiga antes que la otra. Esto puede desanimar a quien deba intentarlo nuevamente, por lo que es importante recibir apoyo psicológico y compartir los sentimientos con la pareja para evitar el desánimo o la frustración.
  • Compartir tratamiento, gestación, parto y postparto puede ser una experiencia excepcional que ayude a sobrellevar mejor el proceso e incluso consolide aún más los lazos de la pareja. Pero también puede dar origen a momentos de tensión fruto del cansancio, el estrés o los temores propios de cualquier madre. Durante todo este proceso es importante contar con un seguimiento médico y psicológico estrecho que permita superar con éxito cada una de las fases.

¿Qué es el crecimiento folicular?