Consejos mientras se espera tener una FIV positiva

Lograr una FIV positiva es el deseo de todas las parejas que se someten a este tratamiento. Como sabemos la fecundación in vitro (FIV) es una de las técnicas de reproducción asistida más eficaces para conseguir un embarazo en las parejas que tienen problemas para concebir.

Lograr la FIV positiva

Como es natural, una FIV positiva depende de muchos factores, como el motivo de la infertilidad y la salud de los miembros de la pareja. Por ello, es importante que se realice un exhaustivo estudio previo para determinar si se trata de la técnica más adecuada en cada caso.

Para conseguir una FIV positiva se inicia un camino que puede ser muy largo, los familiares, los amigos y los especialistas médicos serán de gran ayuda para sobrellevar mejor el proceso (el estrés y la ansiedad suelen ser comunes), manejar adecuadamente las expectativas e infundir fuerzas renovadas en el caso de tener que comenzar el tratamiento nuevamente.

Consejos tras la FIV

Si bien este procedimiento también afecta de manera emocional al hombre, el peso de este tratamiento recae en mayor medida en la futura madre, que tendrá que soportar la parte más difícil de la FIV. El hombre, por su parte, tendrá un papel esencial en el acompañamiento y apoyo sicológico diario de su pareja.

Retomar la rutina

Tras una FIV positiva las mujeres pueden retomar de inmediato su rutina normal pero sin realizar esfuerzos físicos.

Alimentación

Se recomienda que beban abundante agua, restrinjan la ingesta de sal para evitar la retención de líquidos y sigan una dieta con alto contenido en fibra, pues el estreñimiento suele ser común.

Efectos de la medicación

Tras la FIV positiva es normal sentir como sofocos, molestias abdominales, debilidad, somnolencia, náuseas, vómitos, dolor de cabeza y altibajos anímicos intensos. Esto se debe a la medicación hormonal previa y que puede tener estos efectos secundarios

La espera

Las dos semanas posteriores al tratamiento, en las que hay que esperar pacientemente hasta poder realizarse la prueba para ver si la es una FIV positiva. Es bueno realizar ejercicios de relajación y respiración, ya que pueden ser de gran ayuda para dominar la ansiedad y conciliar el sueño.

El descanso y tranquilidad son muy importantes en este proceso.

Además, para realizar el procedimiento es importante ponerse en manos de un centro especializado en reproducción asistida donde el abordaje sea integral y multidisciplinar, de manera que además de atender a las cuestiones médicas y biológicas, también se ofrezca el apoyo psicológico necesario para afrontar la FIV con éxito.

¿En qué consiste la FIV con Diagnóstico Genético Preimplantacional?