Síndrome de hiperestimulación ovárica: Causas y tratamiento

Factores de riesgo y tratamiento del Síndrome de hiperestimulación ovárica

¿Qué factores de riesgo y qué tratamiento tiene el Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO)?

La experiencia clínica permite definir una serie de factores que pueden aumentar las posibilidades de que una mujer sometida a estimulación ovárica pueda sufrir el SHO:

  • Edad: es más frecuente en mujeres menores de 30-35 años. Supone a causa, probablemente, de una mayor concentración de receptores de GCH o por tener un mayor número de folículos en los ovarios. Lo que hace que la respuesta al tratamiento de estimulación ovárica pueda ser mayor.
  • Bajo peso: es un tema controvertido, que depende de los diferentes estudios realizados. Lo cierto es que en algunos de ellos las mujeres con un IMCl reducido presentan una mayor incidencia de SHO.
  • Síndrome de los ovarios de poliquísticos (SOP): las mujeres con este síndrome (presencia de múltiples quistes en los ovarios) tienen una mayor predisposición a tener una respuesta exagerada al tratamiento de estimulación ovárica.
  • Estrógenos elevados: la detección de estrógenos (estradiol) elevados en sangre durante el tratamiento de estimulación ovárica puede ser un signo de riesgo de SHO.

Tratamiento de la hiperestimulación ovárica

Para el tratamiento del síndrome de hiperestimulación ovárica leve basta con tomar una serie de medidas profilácticas con el fin de aliviar los síntomas:

  • Si ya se está embarazada,  debe realizarse un seguimiento médico estricto, dado el riesgo de que se agraven los síntomas.
  • Guardar reposo, evitando el ejercicio intenso y las relaciones sexuales.
  • Pasar bastante tiempo con las piernas en alto para facilitar la eliminación de líquidos.
  • Beber mucho líquido, incluyendo bebidas isotónicas.
  • Evitar el alcohol y las bebidas con cafeína.
  • Para el dolor se puede tomar un analgésico (paracetamol, naproxeno, etc.)
  • Controlar el peso a diario para garantizar que no se gana demasiado. Una ganancia superior a un kilo al día podría suponer un agravamiento del SHO.

Congelación de embriones

Existe la posibilidad de congelar los embriones si el SHO aparece antes de realizarse la transferencia de los mismos al útero. La criopreservación permite realizar la transferencia cuando los síntomas y el malestar de la paciente ha mejorado.

Para el tratamiento del SHO leve basta con tomar una serie de medidas profilácticas

En el caso Síndrome de hiperestimulación ovárica severo será necesaria la hospitalización de la paciente.

Hoy en día, cada vez se conoce más acerca de este síndrome y por eso existen distintas estrategias que ayudan a identificar a las pacientes con riesgo a desarrollarlo y poder tomar medidas antes de que se produzca.

FIV Historia de una Fecundación In Vitro

¿Qué significa Fecundación In Vitro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.