Mitos y verdades de la inseminación artificial

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que intenta favorecer la concepción al introducir los espermatozoides procedentes de la pareja o de un Banco de Semen directamente en las Trompas de Falopio de la mujer para que desde allí avancen hacia el útero y puedan fecundar el óvulo con más facilidad.

Ideas erróneas de la inseminación artificial

A continuación vamos a repasar algunas falsas creencias en torno a la inseminación artificial que deberían dejar de preocuparte:

¿Es dolorosa?

La inseminación artificial no es dolorosa y por lo tanto no se necesita administrar anestesia. Se realiza en la consulta del especialista mediante la introducción de un fino catéter que apenas genera molestias.

¿Reposo?

¿Tras la inseminación hay que estar varios días en reposo?Al finalizar el procedimiento se recomienda permanecer al menos una hora en reposo, pero tras ese descanso se pueden retomar con normalidad las actividades del día a día.

¿Tasa de éxito?

¿La tasa de éxito es muy baja? La inseminación artificial es uno de los tantos tratamientos de reproducción asistida disponibles para que las parejas puedan cumplir su sueño de ser padres.

Sin embargo, su éxito depende de muchos factores, como el origen del problema de fertilidad de la pareja, enfermedades, defectos anatómicos o la edad de la mujer.

Se trata de una técnica muy efectiva en los casos indicados, por ello es fundamental la correcta valoración y recomendación del especialista en reproducción asistida.

¿Parto múltiple?

La técnica de inseminación artificial implica un proceso de estimulación ovárica para promover el crecimiento de uno o más óvulos. Esta estimulación eleva ligeramente el riesgo de gestación múltiple, pero este porcentaje es muy bajo.

¿Problemas de salud?

Uno de los mitos más extendidos en torno a las técnicas de reproducción asistida es que los bebés nacidos mediante estos procedimientos tienden a ser prematuros o tienen un menor peso al nacer. El riesgo de sufrir algún trastorno congénito es similar en los bebés nacidos mediante inseminación artificial y los nacidos por concepción natural.

Antes de nada, resolver dudas con un especialista

Ante cualquier duda o preocupación, el primer paso debe ser acudir a un centro especializado en reproducción asistida donde podamos hablar abiertamente y con franqueza con el equipo médico que nos atiende, despejar todas las incógnitas y obtener la información necesaria sobre esta técnica.

¿Al tener endometriosis puedo quedarme embarazada?