Acudir a grupos de apoyo si te estás sometiendo a una FIV

Acudir a grupos de apoyo fiv puede ayudarte a llevar mejor este proceso, pues nadie entiende mejor a una pareja que se está sometiendo a un proceso de reproducción asistida, que otras personas que se encuentren o hayan pasado por esta situación.

¿Por qué es recomendable acudir a grupos de apoyo fiv?

En cualquier circunstancia adversa de la vida resulta fundamental contar con una buena red social de apoyo, también cuando se trata de afrontar la frustración por no conseguir un embarazo de manera natural.

En este tipo de talleres de apoyo, compartir con otras personas los distintos estados emocionales por los que se está pasando, hace más llevadero este proceso, por esta razón, son muchas las clínicas y centros de reproducción asistida que organizan grupos de apoyo y/o talleres, con el objetivo de que las personas que se enfrentan a este reto puedan compartir sus experiencias “entre iguales”.

Hay que tener en cuenta que la persona o la pareja que tiene que asumir un diagnóstico de infertilidad, o que ha iniciado un tratamiento de reproducción asistida, está viviendo una circunstancia en cierta medida atípica, en el sentido de que, por un lado, nunca antes ha experimentado algo similar y, por otro, no ha desarrollado recursos, ni psicológicos ni anímicos para manejar estas emociones.

Apoyo emocional en los grupos de fiv

En estos casos, las pautas, consejos y recomendaciones de los expertos en el tema, resultan muy útiles, y el apoyo emocional que brinda el entorno  familiar es afectivo es gratificante.

Pero se necesita algo más, el objetivo de acudir a grupos de apoyo fiv es poder dar rienda suelta de forma abierta, sincera y sin inhibiciones, a todo ese carrusel de sentimientos por los que se va pasando a lo largo del proceso. (llanto, rabia, tristeza, impotencia…).

Y sin duda, ayuda mucho hacerlo dentro de un grupo de personas que están viviendo las mismas sensaciones, miedos, dudas e incertidumbres.

Acudir a grupos de apoyo fiv se convierten así en el foro idóneo donde exponer y aprender a gestionar los factores que más preocupan en estos casos:

¿Cómo puede ayudarnos acudir a grupos de apoyo fiv?

Estos talleres en los que compartes tus vivencias y experiencias del proceso de reproducción asistida en el que estáis inmersos, puede ayudar a:

  • Darte cuenta de que conseguir el embarazo es algo que escapa fuera de tu control.
  • Gestionar la posibilidad de que, a pesar de los intentos, la cosa puede salir mal.
  • Mejorar la sensación de indefensión o desubicación que se suele experimentar.
  • Abandonar la idea de aislamiento y sentimiento de culpabilidad que en ocasiones, sienten los pacientes.
  • Dejar de lado los pensamientos negativos y de inflexibilidad que lleva a considerar la vía habitual o natural, como la única opción para conseguir el embarazo.
  • El temor y/o reticencia inicial que suelen producir alternativas como la ovodonación o la donación de esperma.

Estos temas, que en otros ámbitos pueden producir vergüenza, pudor o desinterés, a muchas personas que están pasando por esta situación, se las tacha de “monotemáticas” o “pesadas”.

Pero lo cierto es que resultan totalmente naturales en estas reuniones, y el hecho de afrontarlos “de tú a tú” y ponerlos sobre la mesa, ayuda por un lado, a normalizarlos y desdramatizarlos, y por otro, a entender y aceptar, a través de la experiencia de otras personas, puntos de vista diferentes en los que no se suele reparar, y que pueden resultar muy motivadores.

En este sentido, los testimonios de los “veteranos” en el tema resultan especialmente útiles. Lo habitual es que los grupos o talleres estén dirigidos o coordinados por un profesional, generalmente un psicólogo, aunque el protagonismo recae en los asistentes.

En cuanto al funcionamiento de estas reuniones, pueden realizarse en torno al tema de la infertilidad en general o abordar aspectos concretos: donación de óvulos, cómo afrontar los intentos fallidos repetidos; transferencia embrionaria… También es frecuente contar con la participación puntual de distintos especialistas (médicos, abogados…) que ofrecen soluciones a las dudas prácticas más habituales.

Por tanto, son muchas las ventajas de acudir a grupos de apoyo fiv, sobre todo desde el punto de vista emocional, ya que te permiten contemplar la situación por la que estás pasando desde un punto de vista más práctico y objetivo, y reflexionar sobre algunas cuestiones que quizás no te habías planteado.

Sea cuál sea tu situación, recuerda que:

  • Aunque finalmente no consigas el ansiado embarazo, existen otros motivos en la vida para ser feliz.
  • En situaciones de incertidumbre y miedo, es bueno tomarte un tiempo para replantearte, hasta qué punto estás dispuesta a llegar y pagar el alto precio emocional que conlleva la reproducción asistida.
  • Las cosas no siempre ocurren como uno quiere, siempre podrás considerar opciones hasta ahora descartadas (ovodonación, adopción…).

Quedarse embarazada con ovarios poliquísticos