Conoce los 6 falsos mitos más populares sobre la fertilidad masculina

Entorno a la fertilidad masculina circulan una serie de mitos que pueden conducir a error y hacer que se retrase la visita al médico por problemas de fertilidad. Los mitos más comunessobre la fertilidad masculina más comunes son:

6 mitos falsos de la fertilidad masculina

Edad

La edad no afecta a la fertilidad. Se trata de una afirmación que no esdel todo cierta, ya que la fecundidad sí que va desapareciendo a medida que los hombres cumplen años. Para salir de dudas, nada mejor que hacerse un análisis de esperma o espermiograma.

Los móviles pueden afectar a la calidad del semen

En este aspecto hay controversia, aunque cada vez hay más estudios que señalan, como el que se ha publicado en la revista internacional Fertility and Sterility, que las emisiones de los móviles pueden dañar el esperma.

Ciclismo

Montar en bicicleta afecta a la calidad y motilidad de los espermatozoides. Se trata de una afirmación que no ha podido ser contrastada en estudios clínicos.

Aunque el aparato reproductor masculino se pueda ver afectado por la presión que ejerce el sillín de la bicicleta, no hay constatación científica de que pueda afectar a la fertilidad masculina.

Obesidad

La obesidad interfiere en la fertilidad, ya que el exceso de peso interfiere en los niveles hormonales, haciendo que aumenten los de estrógenos y se reduzcan los de testosterona. Además, los hombres con sobrepeso también tienen reducida la libido.

Fumar no afecta a la fertilidad

Los datos indican que los fumadores tienen reducida la fertilidad. Tal es así, que la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva ha estimado que hasta el 13 por ciento de la infertilidad puede ser causada por el consumo de tabaco..

Genética

Los problemas de fertilidad masculina pueden ser genéticos. Existe un pequeño componente genético que pueden influir en la calidad y cantidad del esperma y producir problemas de fertilidad.

Otras enfermedades

Algunas enfermedades producen infertilidad. Ciertas patologías, como la diabetes, favorecen la eyaculación precoz y, por consiguiente, la capacidad para fecundar. Esto también puede ocurrir en hombres con aumento de peso, con vida sedentaria o con hábitos de vida no saludables, como consumidores de alcohol y drogas.

¿Cómo manejar la infertilidad sin agobiarse?