Infertilidad y esterilidad, ¿cuál es la diferencia?

De forma habitual, los conceptos de esterilidad e infertilidad se utilizan para definir el mismo problema, pero son términos diferentes.

Qué es la esterilidad

La esterilidad es cuándo una pareja no puede concebir un hijo (es imposible porque hay un problema que lo impide, por ejemplo no tener espermatozoides con capacidad de fecundar o no tener útero que pueda gestar un embarazo),

Qué es la infertilidad

El término de infertilidad se refiere a la incapacidad para conseguir gestaciones capaces de evolucionar hasta la viabilidad fetal. Así, la esterilidad es la incapacidad para concebir un recién nacido y en la infertilidad sí que se concibe, pero no se lleva a término la gestación y puede deberse a factores permanentes o temporales, o no se concibe, por factores que se pueden salvar.

Tener problemas de fertilidad no significa ser estéril

Una pareja con problemas de fertilidad no tiene porqué ser estéril. Para que se produzca la concepción se necesita ausencia de alteraciones en el semen, trompas uterinas permeables y ciclos ovulatorios regulares. Si hay problemas en alguno de esos tres pasos podríamos estar ante un problema de infertilidad.

Consejos

Si lleváis tiempo queriendo ser padres y no lo lográis, lo recomendable es ponerse en contacto con un equipo de especialistas que valoren vuestro caso y os indiquen los siguientes pasos a seguir en el estudio.

El primer paso es evaluar a ambos miembros de la pareja para intentar encontrar una causa mediante pruebas diagnósticas que ayudan a despejar dudas y realizar el tratamiento oportuno para resolver el problema.

En las mujeres, lo primero que se realiza es un análisis de sangre que incluye una determinación hormonal para evaluar los ciclos ovulatorios y la reserva ovárica. Además se valora el aparato genital interno mediante una ecografía ginecológica que permite detectar alteraciones estructurales en el útero y ambos ovarios.

Hay que tener en cuenta que los problemas de infertilidad son cosa de dos y hasta el 25-35% de los casos la dificultad para conseguir embarazo puede deberse al hombre, por ello, es fundamental realizar un análisis del semen donde se evalúa el número, la movilidad y forma de los espermatozoides.

A partir de aquí y teniendo en cuenta los resultados de las pruebas realizadas, el equipo de especialistas os ofrecerán las distintas opciones que tenéis para conseguir un embarazo. El equipo os acompaña durante todo el proceso para una asistencia individualizada que es fundamental para conseguir un embarazo.

Pólipos endometriales y fertilidad

¿Qué factores dificultan la fertilidad en la mujer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.