Pólipos endometriales y fertilidad

Los pólipos endometriales pueden interferir en la fertilidad de una mujer, una de las primeras pruebas que se realiza es una ecografía transvaginal para conocer la anatomía pélvica (útero, trompas y ovarios) y así poder descartar patología intracavitaria uterina como pólipos o miomas. Entre el 1 y 3 % de las mujeres pueden tener pólipos uterinos, particularmente en las mayores de 40 años, entre las mujeres que consultan por infertilidad la frecuencia puede aumentar hasta un 6 – 8%.

¿Qué son los pólipos endometriales?

Los pólipos endometriales son formaciones pediculadas o excrecencias blandas del endometrio o capa que tapiza el interior de la cavidad uterina, contienen en su interior abundantes vasos sanguíneos y glándulas endometriales que responden a estímulos hormonales. La gran mayoría de los pólipos endometriales son benignos, con tasas de malignidad menores del 1% sobretodo en mujeres con factores de riesgo.

Si bien se desconocen los mecanismos que propician su aparición, sí se conocen algunos factores de riesgo que pueden favorecer su desarrollo:

  • Edad entre 40 – 65 años
  • Sobrepeso y obesidad
  • Hipertensión arterial y Diabetes Mellitus
  • Concentraciones elevadas de estrógenos
  • Anovulación
  • Inflamación crónica del útero
  • Tratamientos oncológicos con tamoxifeno
  • Algunas enfermedades genéticas, como los Síndromes de Lynch o de Cowden.

Los pólipos endometriales no causan síntomas evidentes en muchas mujeres, pueden ser un hallazgo incidental en una revisión ginecológica de rutina o en mujeres que consultan por infertilidad y el único signo que suele evidenciar su presencia son los sangrados uterinos anormales, bien sea con reglas muy abundantes o sangrados intermenstruales.

Tratamiento pólipos endometriales

El tratamiento habitual de los pólipos endometriales es la polipectomía por histeroscopia, un procedimiento de cirugía menor ambulatoria que permite la extirpación y posterior análisis por el médico patólogo.

¿Por qué pueden causar infertilidad ?

Los pólipos se relacionan con la infertilidad, ya que pueden ser causa de abortos espontáneos, impedir la implantación del embrión en el útero o bien obstaculizar el paso de los espermatozoides hasta el óvulo, dependiendo del espacio que el pólipo ocupe dentro de la cavidad uterina. Los pólipos pequeños, menos de 2 cm., no disminuyen las tasas de embarazo pero si se sabe que aumentan las tasas de aborto espontáneo, que incluso puede llegar a triplicarse en las pacientes que siguen un tratamiento de fecundación in vitro.

Calculadora de fertilidad

Infertilidad y esterilidad, ¿cuál es la diferencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.