Prueba de fertilidad masculina

¿Cuándo realizarse la prueba de fertilidad masculina?

Aproximadamente 1 de cada 6 parejas que quieren ser padres puede tener problemas de fertilidad. La causa de la infertilidad se divide en un 40% de origen femenino, otro 40% de origen masculino y el resto son causas compartidas.

Por ello, es importante acudir a un centro especializado en reproducción donde puedan valorar la fertilidad de los dos miembros de la pareja y establecer el tratamiento más adecuado para conseguir un embarazo.

La infertilidad en los hombres

En el caso de los hombres, el especialista realizará en primer lugar una historia clínica detallada para comprobar el estado general de salud, hábitos de vida y el funcionamiento testicular. El objetivo es descartar cualquier problema anatómico que pueda estar dificultando la concepción. Si no se encuentran alteraciones importantes es probable que se solicite un seminograma o espermiograma, que consiste en el estudio de las características del semen, para lo que nos pedirá una muestra.

¿Qué es el seminograma?

El seminograma o espermiograma estudia los siguientes aspectos del semen:

  • Morfología: permite comprobar si la forma de la cabeza y la cola de los espermatozoides es normal o está alterada, lo que puede dificultar la fecundación, así como la correcta movilidad de los espermatozoides.
  • Volumen y características: el volumen del eyaculado es normal cuando supera los 1,5 mililitros y el pH está por encima de 7,2.
  • Concentración por unidad de volumen: la concentración debe superar los 15 millones de espermatozoides por mililitro.
  • Motilidad: al menos el 32 por ciento de los espermatozoides deben tener una motilidad rápida y progresiva para que sea posible la fecundación.

Causas de la posible fertilidad

Gracias a todos estos parámetros es posible conocer algunas causas de los problemas de fertilidad, como la ausencia de espermatozoides, bajo recuento o alteraciones en la motilidad o morfología espermática.

Es posible que el especialista también nos pida pruebas adicionales para analizar los niveles de algunas hormonas que influyen en la fertilidad masculina o que nos sugiera algunas técnicas que puedan aumentar las probabilidades mediante técnicas de reproducción asistida.

Entre las pruebas adicionales se encuentra el REM o test de capacitación espermática, que consiste en seleccionar los espermatozoides mejor capacitados para fecundar el óvulo; FISH espermático, en el que se determina si existen un mayor porcentaje de espermatozoides con alteraciones cromosómicas, y el test de fragmentación espermática. Ambas pruebas alteradas pueden ser una posible causa de abortos de repetición o fracasos de tratamientos.

¿Qué factores dificultan la fertilidad en la mujer?

Factores que dificultan la fertilidad en la mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.