menu

Sanitas Reproducción Asistida AYUDAMOS A 9 DE CADA 10
PAREJAS A CUMPLIR SU SUEÑO

manos entrelazadas

Actualidad FIV

¿Para qué se utiliza la cirugía endoscópica en el tratamiento de la infertilidad femenina?

La histerectomía y la laparoscopia se utilizan en el diagnóstico y tratamiento de las causas de infertilidad femenina

Para qué se utiliza la cirugía endoscópica

La cirugía endoscópica tiene una gran importancia tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de la infertilidad femenina, ya que permite visualizar en una monitor el interior del aparato reproductor femenino, detectar posibles patologías o defectos estructurales y, en la misma intervención o en otra posterior, tratarlas de forma adecuada para revertir el problema de fertilidad.

De la evaluación global de la fertilidad de la pareja que busca infructuosamente el embarazo, dependerá la indicación de una cirugía endoscópica en la mujer, el momento en que se deberá realizar y el tiempo que luego habrá de transcurrir antes de que se intente un procedimiento de reproducción asistida o incluso intentar lograr un embarazo natural.

En términos generales, la cirugía endoscópica es aquella que se realiza accediendo al órgano deseado mediante la introducción de un endoscopio a través de aberturas naturales u orificios practicados quirúrgicamente. El endoscopio es un tubo fino a cuyo extremo se acopla una cámara, una fuente de luz o el instrumental necesario para poder realizar la intervención. Presenta importantes ventajas frente a la cirugía abierta, ya que es mucho menos agresiva, presenta menos complicaciones y la recuperación es muy rápida, al igual que el tiempo requerido de hospitalización y que las cicatrices son muy pequeñas o no existen.

Teniendo ello en cuenta, en el caso de patologías que pueden limitar o impedir la fertilidad de la mujer, cabe la posibilidad de utilizar dos técnicas de cirugía endoscópica.

1) Histerectomía: en este caso el endoscopio recibe el nombre de histeroscopio y se introduce a través de la vagina para acceder a través de la cérvix al útero. Se realiza generalmente con una ligera sedación para minimizar las molestias, aunque en ocasiones puede ser necesario recurrir a la anestesia. Esta técnica permite una buena visualización del útero y el endometrio, si bien es posible que para ello sea necesario inducir la expansión de la cavidad uterina mediante la introducción de gas o líquido. Asimismo se puede acoplar al histeroscopio el instrumental necesario para extraer muestras de tejido para su análisis o crecimientos anormales que se hayan detectado durante la exploración.
  
Esta cirugía endoscópica permite diagnosticar y tratar las siguientes enfermedades:

  • Endometritis (infección del útero).
  • Pólipos en el endometrio.
  • Miomas (especialmente los submucosos).
  • Septo (malformación uterina).
  • Adherencias.
  • Presencia de cuerpos extraños en el útero.
  • Cáncer de endometrio.
     

Además, la histeroscopia está indicada para realizar estudios diagnósticos ante la existencia de problemas para la implantación del embrión. De hecho, se ha demostrado que favorece la implantación cuando se realiza de forma previa a la transferencia de embriones en los procesos de reproducción asistida.

2) Laparoscopia: en este caso la cirugía está considerada como mínimamente invasiva y se realiza practicando en la pared abdominal dos o tres incisiones de tamaño suficiente para que se pueda introducir un endoscopio a través de ellas. En uno se acoplará la cámara y la fuente de luz, y en el otro, el instrumental necesario para manipular los diferentes tejidos hasta llegar al lugar deseado. Debe realizarse bajo anestesia general y en un quirófano, aunque normalmente el tiempo de hospitalización no excede las 48 horas y la recuperación es muy rápida.

La laparoscopia se puede utilizar para diagnosticar y tratar las siguientes patologías:

  • Endometriosis.
  • Quistes en el ovario.
  • Miomas uterinos.
  • Adherencias pélvicas.
  • Embarazos ectópicos.
  • Algias pélvicas.
       

Esta técnica puede utilizarse, por otra parte, para la realización de una ligadura de trompas o incluso de una histerectomía.

Consulta todos los tratamientos de inseminación artificial disponibles en Sanihub.

Contenido relacionado